Cuba exige a EE.UU. suspender bloqueo al cumplirse 60 años de la medida

Cuba exige a EE.UU. suspender bloqueo al cumplirse 60 años de la medida

El Gobierno de Cuba reclamó este jueves el fin del bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla al cumplirse 60 años desde que el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, decretara el embargo total del comercio con el país latinoamericano.
“El Gobierno Revolucionario, en nombre del pueblo de Cuba, reclama enfática y enérgicamente una vez más el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los EE.UU.”, publicó el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en su cuenta en Twitter junto con un comunicado oficial. 


En el documento, el diplomático subraya que “desde el año 2019, las medidas de coerción económica alcanzaron una agresividad cualitativamente superior. Se aplican medidas de guerra no convencional, impropias de tiempos de paz, en el empeño de privar a Cuba de suministros de combustibles”.

El Gobierno cubano calcula que desde desde el inicio de la imposición de las medidas contra la isla  hasta la fecha, los daños ocasionados superan los $144.413 millones a precios actuales, precisa la declaración. 

López Obrador: para ayudar a Cuba hay que suspender el bloqueo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se refirió a la situación de Cuba durante una conferencia de prensa realizada este lunes desde Villahermosa, Tabasco.

“Si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo. Eso sería un gesto verdaderamente humanitario”, dijo el mandatario mexicano.

“Mi solidaridad con el pueblo cubano. Creo que debe buscarse una salida mediante el diálogo, sin el uso de la fuerza, sin confrontación y sin violencia”, acotó López Obrador.

Durante el pasado fin de semanas varios grupos de personas en diferentes ciudades del país realizaron manifestaciones que terminaron con saqueos y volcamientos de vehículos. Las manifestaciones fueron calificadas por el Gobierno cubano como un intento de desestabilización promovido desde Estados Unidos.